sábado, 1 de diciembre de 2012

CAMBIO DE ESCALA


“Cuando se sobrepasan ciertos límites surgen toda clase de problemas. Es una ley de la naturaleza, algo natural.  En todas partes es casi lo mismo, se alcanza tal escala que se requiere un nuevo principio. Cualquier constructor debería tener esto siempre presente, las cosas y sus proporciones. Existen muchas escalas y cada una parece tener una especie de estructura adecuada en respuesta a su tamaño y a la forma en que está hecha.”

“Existe un punto realmente interesante entre las ideas; el hallar lo que tienen de común y de diferente y hasta qué extremo un sistema es común a otro. Puede que si encontramos la conexión entre los dos, esta nos lleve a la solución.”







Las esculturas de Mueck reproducen fielmente los detalles del cuerpo humano, pero juega con la escala para crear imágenes que nos sacuden



Cuando uno cambia de escala, cambia todo. A pequeña escala controlamos al papel, al lápiz, al miedo, al ojo. Estamos acostumbrados a dibujar en casa, en un pequeño papel, con un bolígrafo de punta fina y una distancia del ojo al papel pequeña pero justa para entender al dibujo desde su todo.




Cuando el papel es muro no solo cambia la escala del dibujo. Cambia la distancia de control porque el ojo debe alejarse, cambia el pincel porque necesita grosor aún queriendo ser fino, cambia la porosidad porque los muros rascan, cambia el lugar porque lo de dentro se hace fuera y cambia el miedo porque lo privado se hace público.










A través de la Historia de la Arquitectura aparecen muchas y variadas manifestaciones de cambio necesarias para afrontar el futuro de la arquitectura, o lo que es lo mismo, de las ciudades. Estas manifestaciones, alternativas, proyectos, a menudo denostadas por la crítica o dejadas de lado por las Teorías Históricas de carácter generalista, destacan por la generación de nuevas visiones, fuera de los marcos convencionales (dentro de la modernidad) de la arquitectura contemporánea.






Museo temático sobre la figura de Cristóbal Colón representado a partir del icono del huevo (célebre acompañante del personaje histórico) siguiendo con las experimentaciones formales ovoides, de las que Bruyére es el gran referente.







Mis tres propuestas de cambio de escala son las siguientes.


Los paneles finales son.






1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar